Algo más que el Ironman

Acostumbrado a llegar en ciudades donde el movimiento de autos y personas se ven desde el primer momento en que bajamos del avión quede algo sorprendido con Madison, ciudad en el estado de Wisconsin donde se correrá el Ironman que lleva el nombre del estado.

Ciudad que puede ser considerada grande para algunos y chica para otros alberga 200 mil habitantes en lo que sería su casco urbano. Calles poco transitadas y con mucho orden lo dejan a uno desorientado, perdido preguntándome, será que aquí hay vida? Y claro que la hay, fabricas tanto dentro de la ciudad como en las afuera, campos sembrados de maíz y soja. Con amplio movimiento ganadero, motivo que adorna las camisetas alegóricas de la competencia con un diseño en sus colores haciendo alusión a una vaca.
Después de un recibimiento caluroso en el Homestay (casa de familia) donde estaremos pasando nuestros días pude comprender que muchas veces la tranquilidad pasa por uno mismo, por cómo nos manejamos ante la sociedad y como llevamos a cabo nuestro papel dentro de la misma. Respeto al prójimo es algo que aquí se encuentra en abundancia, fueron muchas las veces que pedaleando en la ciudad, algo perdido en el comienzo, los vehículos frenaron dando paso al ciclista, que éramos Sole y yo. Y no fue difícil entender por qué sucedía eso. Así como en la mayoría de las casas hay dos vehículos, se puede apreciar también 3 o 4 bicicletas. La familia nos entrego el primer dia en que llegamos un mapa descriptivo de las ciclovias de la ciudad. En el mismo podemos ver las diferentes Bike Lane (líneas de ciclismo) puntos de alquiler de bicicletas, Bike Boxes (rectángulos en el pavimento en las intersecciones para cruces) lo llamativo de este Bike Boxes es que queda por delante del los vehículos, eso ayuda a reducir los choques entre autos y ciclistas.

Claro que como medio de trasporte, recreación o ejercicio tiene su protección, a tan solo U$10 a cada 4 años se paga una matrícula quedando registrado tu nombre y bicicleta, y en caso de robo la recuperación tiene gran porcentaje de ser encontrada. En caso de accidente rápidamente podrán identificar a la persona, esto toma mayor importancia en caso de ser niños pudiendo así identificar a los familiares. Así como hay beneficios hay leyes que cumplir por parte del ciclista como la obligatoriedad de usar luz durante la noche. El uso de casco también es obligatorio sin importar el tipo de bicicleta. Respetar las leyes de tránsito y varias recomendaciones. Resumiendo ya que podría escribir varias líneas diría que la educación sobre la bicicleta en la ciudad es una preocupación mas, el enseñar a los niños a pedalear y a cómo comportarse en la vía publica tiene gran interés por medio de las autoridades y los ciudadanos en general, sin caer en el pensamiento de que solo quienes nos gobiernas deben dar el ejemplo. Aquí el ejemplo parte desde cada uno, desde la casa.

Estos es uno de los motivos de por qué hay ciudades preparadas para recibir cualquier tipo de eventos deportivos como será el Ironman Wisconsin el próximo domingo. Ahora quedara solo esperar el momento de la largada y disfrutar desde dentro el esfuerzo mismo de la competencia.

Os comentários estão fechados.